La haine (El odio)

febrero 6, 2008 at 7:21 pm (Mis películas favoritas)

La haine es una película francesa dirigida por Mathieu Kassovitz y estrenada en 1995 que narra la vida de tres jóvenes desheredados de la sociedad (un judío, un árabe y un negro) en un suburbio de París a mediados de la década de los noventa.

Me gustaría destacar que el director tenía 25 años cuando la rodó y que esta película tiene antecedentes en la muerte en 1993 del árabe Makomé, de 17 años, muerto de un disparo mientras era interrogado por la policía. Kassovitz, activo participante en las manifestaciones de protesta que siguieron a aquellos hechos, recupera ahora el trágico incidente y hace un alegato antipolicía.

Para mí, lo más interesante de la película es la anécdota con la que el director refleja la crisis en la que vive la sociedad de hoy en día:

“Es la historia de un hombre que cae por un edificio de cincuenta pisos.Para tranquilizarse mientras cae al vacío no para de decirse: hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien. Pero lo importante no es la caída, sino el aterrizaje”.

Esta es la historia de una sociedad que se hunde….hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien….

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Martin (hache)

febrero 6, 2008 at 6:47 pm (Mis películas favoritas)


Martín (Hache) es una película coproducida por Argentina y España, dirigida por Adolfo Aristarain y estrenada en 1997, que obtuvo numerosos premios para su director y sus dos protagonistas principales, Cecilia Roth y Federico Luppi.

Esta es una película brillante en cuanto a diálogos. La manera en que se trata al sexo, a las drogas, la patria, el capitalismo, la relación padre-hijo…la vida misma, es brillante!.

Permalink Dejar un comentario

Báilame el agua

febrero 6, 2008 at 6:34 pm (Mis películas favoritas)

Báilame el agua.
Úntame de amor y otras fragancias de su jardín secreto.
Riégame de especias que dejen mi vida impregnada de tu olor.
Sácame de quicio.
Llévame a pasear atado con una correa que apriete demasiado.
Hazme sufrir.
Aviva las ascuas.
Ponme a secar como un trapo mojado.
No desates las cuerdas asta que sea tarde.
Sírveme un baso de agua ardiente y bendita que me queme por dentro, que no sea tulla ni mía, que sea de todos.
Líbrame de mi estigma.
Llámame tonto.
Sacrifica tu aureola.
Perdóname.
Olvida todo lo que halla podido decir asta ahora. No me arrastres. No me asustes.
Vete lejos.
Pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Sangra mi labio con sanguijuelas de colores.
Fuma un cigarro para mí.
Traga el humo.
Arréglalo y que no vuelva a estropearse.
Échalo fuera.
Crúzate conmigo en una autopista a cien por hora.
Sueña retorcido. Sueña feliz, que yo me encargare de tus enemigos.
Dame la llave de tus oídos.
Toca mis ojos abiertos. Nota la textura del calor. Hasta reventar.
Sé yo mismo y no te arrepentirás.
¿Por cuánto te vendes? Regálame a tus ídolos. Yo te enviare a los míos. Píllate los dedos. Los lameré hasta que no sepan a miel. Hasta que no dejen de ser miel.
Sal niega todo y después vuelve.
Te invito a un café. Caliente claro. Y sin azúcar.
Sin aliento

Poema de Daniel Valdés y que recita Unax Ugalde en la película.

Buenísima la película de Josexo San Mateo, es preciosa. Os la recomiendo a todos.

Permalink Dejar un comentario

Trainspotting

febrero 6, 2008 at 5:45 pm (Mis películas favoritas)

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige buena salud, colesterol bajo y seguro dental. Elige hipoteca a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

Con este monólogo da comienzo el magnífico film dirigido por Danny Boyle, basado en la novela homónima escrita por Irvine Welsh.

La filosofía de vida que presenta el personaje principal Mark Renton se resume en una pregunta : ¿para qué elegir vida? ¿Por qué seguir a la masa? El adicto no trabaja, no tiene pareja, no tiene responsabilidades ni moral, solamente tiene que preocuparse de conseguir lo que pueda vender para costear él mismo su adicción. Por lo tanto, no se estresa, no tiene peleas amorosas, y es bastante individual.

Sin embargo, el film concluye con la frase:

Elige tu futuro. Elige la vida.”

Permalink Dejar un comentario